San Miguel nunca falla, si le rezamos con fe y devoción, es cuestión de tener un poco de paciencia y veremos como las cosas se van dando.

Responder