Me encantó. He sido devota de San Judas Tadeo desde que era adolescente, y en verdad hay mucho que agradecer. Es un Santo ciertamente milagroso, y sus respuestas son rápidas y oportunas. Gloria a Dios, que pone en nuestras vidas tan excelsos y benditos intercesores. Difundir su oración, conocimiento y devoción aumenta la fe en otros.

Responder