Oraciones al Ángel de la Guarda

Ángel de la guarda

La Biblia nos atestigua la existencia de los ángeles. Los ángeles de la guarda son seres espirituales a los que Dios les encomendó cuidarnos y alejarnos del pecado. Con estas oraciones al Ángel de la Guarda pedirás su protección y auxilio en tus necesidades.

Nuestro ángel no puede cambiar nuestra voluntad, porque somos libres. Pero como son seres espirituales, pueden influir y recordarnos la Voluntad de Dios para que no nos alejemos de ella. Son nuestros aliados en la lucha contra el demonio y el pecado. Por eso debemos pedir su ayuda todos los días en nuestras oraciones de la mañana y confiar en que nos guiarán en nuestro camino hacia el cielo.

Índice

    Oración al Ángel de la Guarda para todos los días

    Estas oraciones al Ángel de la Guarda las rezan los cristianos desde hace siglos y con ellas pedimos su custodia y protección para nuestra jornada.

    Ángel de Dios, bajo cuya custodia me puso el Señor con amorosa piedad, a mí que soy tu encomendado, alúmbrame hoy, guárdame, rígeme y gobiérname. Amén.

    Ángel de la paz, Ángel de la Guarda, a quien soy encomendado, mi defensor, mi vigilante centinela; gracias te doy, que me libraste de muchos daños del cuerpo y del alma. Gracias te doy, que estando durmiendo, me velaste, y despierto me encaminaste; al oído, con santas inspiraciones me avisaste.

    Perdóname, amigo mío, mensajero del cielo, consejero, protector y fiel guarda mía; muro fuerte de mi alma, defensor y compañero celestial. En mis desobediencias, vilezas y descortesías, ayúdame y guárdame siempre de noche y de día. Amén.

    Oración al Ángel de la Guarda de Francisco de Quevedo y Villegas

    Ángel santo, yo no sé tu nombre para llamarte por él; mas sé tu oficio para valerme de él. Atiéndeme de suerte que mi alma logre tu cuidado, y mi vida tu inspiración, para que por ti en la gloria restaure tu encomendado el lugar que perdió tu compañero, y tú goces el fruto de tus advertimientos, y yo el de la obediencia; porque yo contigo, y por tu inspiración merezca el reino de la paz y de la gloria.

    Así lo conceda el que te crió con su poder, y me redimió con su sangre. Amén.

    Francisco de Quevedo y Villegas.

    El ángel custodio

    Otra versión de la Oración al Ángel de la Guarda más tradicional

    Esta es una versión más extensa de la Oración al Ángel de la Guarda, que quizás conozcamos por nuestros padres o abuelos. Pidamos con fe su ayuda en nuestras necesidades y su compañía en las dficultades.

    Ángel de mi guarda, mi dulce compañía,

    no me desampares, ni de noche ni de día,

    hasta que me entregues en los brazos de Jesús, José y María.

    Con tus alas me persigno y me abrazo de la cruz,

    y en mi corazón me llevo al dulcísimo Jesús.

    Con Dios me acuesto, con Dios me levanto,

    con la Virgen María y el Espíritu Santo.

    Amén.

    Oración de la noche a su ángel de la guarda, por el Santo Cura de Ars

    Dios mío, te ofrezco mi corazón, mi espíritu, mis pensamientos, mis palabras, mis acciones, todo de mí, sólo para servir a tu gloria. Reitero las promesas de mi bautismo.

    Mi Ángel de la guarda, te agradezco por haberme guardado durante este día : ofrece a Dios todos los latidos de mi corazón mientras duermo. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir